Mineras en Perú

Así es en todo el mundo, no sólo en Perú.


Humor por Sergio Langer

¿Qué es Al-Kaeda? Mito y realidad

Por: Abel Samir

Llegar a conocer a fondo lo que es AL-Kaeda (La Base) obliga a estudiar y conocer a su creador, Osama bin Laden. ¿Quién es Osama bin Laden? Digo es y no era, porque hasta aquí no hay pruebas de su fallecimiento, aunque ya no aparezca fotografiándose, ni tenga pre-sencia en actos públicos, ni en reuniones de prensa. Es lógico que así sea, toda vez que Osama tiene precio sobre su cabeza, es a partir del gobierno de Bill Clinton en USA el enemigo público número uno de Estados Unidos.

¿Y por qué eso?, cabría preguntarse. Ha habido una serie de atentados terroristas de los que USA culpa a bin Laden. Este hombre habría sido, según los norteamericanos, el cerebro detrás de esos atentados en los que USA ha sido afectada, como el ocurrido en las embajadas estadounidenses de Kenia y Tanzania ocurridas en 1998. Acaso, ¿existe alguna prueba de eso? Nada, absolutamente ninguna prueba, sólo son conjeturas que adoptan la calidad de pruebas, aun-que en todo país, especialmente en USA, se es inocente hasta que no se pruebe lo contrario. El año 1997 hubo una reunión importante a alto nivel de los países del continente africano en Sudáfrica, y allí se tocó el problema palestino, pues bien, todos los delegados condena-ron a Israel, y el delegado norteamericano fue el único que no aprobó la condena, prefiriendo retirarse de aquella importante reunión. La actitud sistemática de USA de apoyar a Israel en todas sus acciones contra los palestinos, incluso aquellas que atentan contra los dere-chos humanos cayó como una bomba en los países musulmanes, en donde ya habían surgido movimientos fundamentalistas que estaban en contradicción con sus gobiernos, en especial con aquellos que eran y, siguen siéndolo, aliados de USA. Osama bin Laden fue una de las personas que condenó la actitud norteamericana. Y consideró, sin equivocarse, que USA e Israel, en esencia representan en la re-gión una unidad de intereses geopolíticos y geoestratégicos. Por eso en su carta abierta al pueblo norteamericano dice: “Es la religión, en la unidad con Alá, sinceramente, la mejor manera, de obtener justicia, misericordia, honor, pureza y piedad. Es la religión la que muestra bondad a sus semejantes, estableciendo la justicia entre ellos, garantizando sus derechos, y la defensa de los oprimidos y los perseguidos. Es la religión la que busca el bien y prohíbe el mal con la mano, la lengua y el corazón de Alá. Es la religión de la Yijad el camino de Alá, con la palabra de Alá y la religión el reino supremo. Y es la religión de la unidad y de los acuerdos sobre la obediencia a Alá, la que permite la total igualdad entre la gente, sin excepción de su color, sexo o idioma”. Esta carta apareció por primera vez en inter-net en noviembre de 2002. Hace el siguiente análisis más correcto que los análisis de Abbas, el presidente de la ANP: ¿Por qué lucha-mos y nos oponemos a ustedes? La respuesta es simple. Ustedes nos atacaron primero y nos siguen atacando. Ustedes nos atacaron en Palestina: Palestina que se ha hundido bajo la ocupación militar por más de 80 años. Los británicos entregaron Palestina, con la ayu-da y apoyo de ellos, a los judíos, que la han ocupado por más de 50 años; años repletos de opresión, tiranía, crímenes, asesinatos, expul-siones, destrucciones y devastaciones. La creación y la existencia hasta hoy de Israel es uno de los más grandes crímenes y ustedes son los líderes de esos criminales. Y por supuesto, no es necesario explicar y demostrar el grado de apoyo norteamericano a Israel. La creación de Israel es un crimen que debe terminar. Todas y cada una de las personas cuyas manos se han ensuciado contribuyendo a este delito deben pagar su deuda, y pagarla con creces”.

Pero para entender mejor a Osama bin Laden, es necesario conocer un poco más del hombre, del ser humano y de sus senti-mientos, antes de verlo sólo como un terrorista, inhumano, cruel, sin conciencia y un retrógrado. Para empezar, aun cuando desde que tuvo uso de razón vivió rodeado de riquezas y no tuvo que luchar para ganarse el pan de cada día, como la gran mayoría de la huma-nidad, a diferencia de los ricachones, este hombre ha sido descrito por los que lo conocen, como un hombre modesto, tímido, introverti-do y de carácter apacible. Jamás se entregó a la vida licenciosa como la que llevan tantos príncipes y ricachones saudíes, y los monarcas sauditas. Se inició en las doctrinas religiosas del Islam desde joven en una madrassa de su país.

Además, un hombre inteligente que a los 22 años se graduó en ciencias económicas en la universidad “Rey Abdul Aziz” de Arabia Saudita con una mención de honor. Acaso eso ¿lo descalifica ante quiénes sólo ensalzan valores sociales positivos en los que provienen de la clase trabajadora? Probablemente sea así. Es difícil entender que un millonario deje toda su comodidad, su vivencia holgada, su familia y sus amistades, para irse a vivir a una cueva de una montaña inhóspita y perseguido a muerte. Algunos articulistas señalan que cuando se trasladó con su familia a Kandahar, al sur de Afganistán, durante el dominio de los talibanes, se hizo construir una mansión. Es probable que así haya sido, pero, acaso, ¿es reprobable eso? Y, ¿qué grande sería esa mansión? ¿Por qué nunca la han mostrado sus enemigos? Sobre el uso de su dinero sabemos que gran parte de él lo ha empleado también en financiar, sin ganar nada, en obras de carácter social, como apoyar económicamente a las familias afganas cuyos jefes de hogar hubiesen muerto en combate. En Sudán costeó una fábrica de medicamentos que los norteamericanos bombardearon con la excusa de ser una fábrica de explosivos. Asimismo, sufragó la construcción de carreteras en ese país tan subdesarrollado. Se sabe también que muchos de los combatientes de Al-Kaeda reciben ayuda económica de su bolsillo para trasladarse de un país a otro.

¿Cuáles son sus pensamientos? Y, ¿por qué su lucha? Entender el pensamiento de este hombre obliga a ver este mundo musulmán con ojos distintos de aquellos que están muy influidos por la cultura occidental y por la fe religiosa judía o cristiana. Es del todo necesario, si uno quiere entender las razones que aparecen como sinrazones. Como diría Marx, hay que ir a la esencia del pensamiento religioso, del cual depende, en gran medida, la cultura; y dejar por el momento de lado lo inesencial, los circunstancial y lo secundario. ¿Por qué digo esto? Porque Osama bin Laden no es un personaje de leyenda, tampoco un mito, ni menos alguien no existente, como hay personas que lo sostienen. Es un hombre más, entre todos los hombres, pero un hombre de ciertas cualidades, producto de las cuales ha pasado a la Historia. Es la primera vez en la historia de USA que ocurre un atentado como el del 11 de septiembre, un atentado de esas enormes proporciones y de esa naturaleza que se achaca a un islamista como bin Laden. Y no sólo por eso será conocido, recordado, odiado y vili-pendiado. Aunque sea o no culpable del atentado, ha hecho historia. “La Historia la hacen los hombres, decía Marx, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente y les han sido legadas por el pasado”.

Y, ¿cuáles son las circunstancias con las que Osama bin Laden se ha encontrado en su camino, las circunstancias legadas por el pa-sado y en las que ha desarrollado su lucha?, veámoslas.

El mundo musulmán está fuertemente dividido no sólo por razo-nes religiosas como entre chiítas y sunitas, también entre los partida-rios de USA, de su cultura y los que son sus enemigos por razones no sólo culturales, también por razones económicas, políticas y geo-políticas. Entre los que flirtean con Israel y los que se han declarado sus enemigos. Entre los amigos de USA se encuentran una serie de monarquías antidemocráticas que tienen mucho en común, especial-mente por su falta de moral, de ética y por la riqueza personal que disfrutan producto de los medios económicos de sus países y por la corrupción reinante. En este mundo nació y se educó bin Laden. El intento de criticar a su monarca le valió el exilio entre 1991 y 1992. Su primer exilio lo vivió en Sudán, en donde había un régimen cercano al fundamentalismo que lideraba el general Omar al-Hassan al-Bashir. En Jartum estableció muy buenos vínculos con diferentes religiosos que eran partidarios del fundamentalismo. El hecho de vivir en Sudán no le imposibilitó de continuar dirigiendo sus empresas que tenía dis-persadas por Arabia Saudita. Hay que entender que, bin Laden no es un socialista que esté de acuerdo con la propiedad colectiva y con la empresa capitalista de Estado. En él debe haber muchas razones pa-ra eso, la principal razón, sin dudas, es que la consciencia es casi siempre producto del lugar que tiene el individuo en la producción. Y un empresario realmente socialista o comunista es una utopía. Mire-mos un poco nomás a los nuevos ricos de la Federación Rusa. Después de la caída de la URSS se conoció muchas cosas que mos-traron un mundo muy alejado del mundo idílico que nos presentaban. Eso influyó en que mucha gente vea ese modelo como algo pura-mente utópico. Y, ¿por qué no lo podría verlo así el joven idealista Osama bin Laden?

Sobre Osama bin Laden se ha escrito mucho y se cuentan histo-rias, muchas de ellas, muy alejadas de la realidad. Entre aquellas per-sonas identificadas con el socialismo o con una sociedad comunista hay mucha tergiversación de la verdad histórica y algunos han levantado mitos creados con la clara intención del desprestigio. Creo que es necesario escribir sobre lo que es real y echar a un lado lo que no corresponde a la verdad probada. Para eso hay que ver al hombre en su esencia, nos guste o no él o sus ideas, estemos de acuerdo o no con sus métodos. Lo importante es la verdad apoyada en hechos concretos y no solamente en especulaciones o indicios. Los humanos no somos perfectos, ni buenos ni tampoco malos del todo, además, que bueno y malo son relativos a quiénes favorecen o perjudican.

El marxismo plantea que la fuerza propulsora de la historia es la lucha de clases. Sin embargo, estas luchas se ven aniebladas por las ideas y las ideologías. En el escrito “Feuerbach, Oposición entre las concepciones materialistas e idealistas”, Marx y Engels señalan que “el factor dominante en la historia son siempre las ideas”. En el caso de bin Laden, el hombre trata de mantener una ideología (la vida familiar, la religión, las leyes) en peligro de cambio, de oponerse a una ideología que proviene de occidente, no sólo el temor a una nueva religión, sino también el temor a costumbres corrompidas, y sobre todo, una cultura, factor este último, en un proceso de cambios, (por lo que sostenemos que la cultura tiene un carácter histórico) cada vez más orientado a lo erótico y a los placeres mundanos, que terminan por corroer las bases que sustentan la unidad familiar del mundo islámico. Y en el Islam, la unidad familiar es la base de la estabilidad social y de los clanes. La religión musulmana es para bin Laden la fuente de la felicidad terrenal, siempre y cuando se sea un creyente al estilo de ellos. La Yijad (Guerra Santa) es el medio de imponer sus criterios y de enderezar los entuertos que, según bin Laden, han hecho los humanos seguidores de Mefisto. En esto último no se diferencia mucho de cristianos que ven lo mismo, sólo que para ellos los buenos y representantes de Dios son ellos y los otros los representantes del demonio. Aquí se presenta una situación cuyas raíces profundas las encontramos en la historia de Oriente Medio. El enfrentamiento entre judíos y no judíos, después entre cristianos y musulmanes no ha terminado, sólo que han cambiado las formas y los personajes. A esas contradicciones se les agregan las econó-micas y las geopolíticas entre USA y otras naciones como Irak, Irán y geoestratégicas con Afganistán.

En el Islam el clan es todavía una institución muy arraigada y que les da fuerza a los individuos miembros. Pertenecer a un clan fuerte de muchos miembros les da poder y prestigio. Por esa razón todavía los matrimonios son arreglados. Desde niños ya se busca la unión de un clan con otro, como ocurría en la antigüedad en Europa, incluso durante el modo de producción feudal. Los reyes casaban a sus hijos con los de los reyes vecinos para formar un futuro reino o una unión que le diese garantías de poder a futuro. Eso ya no existe en el mundo occidental, pero en ese mundo eso es algo que sigue vigente y que la gran mayoría de los padres defienden y apoyan. Esas ideas no son sólo de los fundamentalistas. Vemos hoy que en Jordania todavía ocurren asesinatos invocando razones de faltar al honor, es decir, que una muchacha se case sin el consentimiento no sólo de los padres, también del clan familiar.

La intervención soviética en Afganistán en 1979 creó un senti-miento antisoviético en el mundo musulmán, sobre todo en la juven-tud religiosa. Miles de jóvenes de todo el mundo islámico marcharon a Afganistán para participar en la lucha contra los soviéticos. En ese mismo año sucedió la revuelta de la Meca contra la monarquía saudí acusada de haber adoptado costumbres relajadas y haberse aficiona-do a hábitos propios de los impúdicos occidentales. Muchos de estos príncipes viajaban de vacaciones a Europa a tirar el dinero a mon-tones en casinos, prostitutas elegantes, y otras diversiones, mientras su pueblo pasaba necesidades. Osama bin Laden, un joven recién egresado de la universidad también se alistó. Probablemente llega-ban primero a Pakistán, ya que el gobierno de ese país apoyaba la lucha contra los soviéticos. Todavía no existía el movimiento talibán. Que bin Laden haya sido un miembro de la CIA o a su servicio, son sólo especulaciones lanzadas para desprestigiar al hombre. USA, al igual que Arabia Saudita, aportó medios económicos, además apoyo logístico y de inteligencia a los muyahedines que pertenecían a dife-rentes grupos, conforme a la estructura típica de clanes, sobre todo a aquellos que eran de la zona pashtuna. Los uzbecos, los tajicos y otras etnias de la zona norte estaban más influenciados por la URSS, ya que los países vecinos de Afganistán, ubicados al norte, eran de esas etnias y todavía formaban parte de la unión. La participación de bin Laden en esa primera época fue la de un guerrillero más.

El fundamentalismo chiíta de Irán estaba en contradicción con el fundamentalismo sunita al cual pertenece bin Laden. Lo mismo los de la zona norte. Los chiítas constituyen una minoría en Afganistán. De manera que es absurdo presentar a los iraníes aliándose con los af-ganos. También absurdo es lo que plantean algunos articulistas, en el sentido que USA temiera que Irán suplantase a los fundamentalistas afganos. Algo imposible que pudiese ocurrir en aquella época y me-nos ahora.

A partir de 1980, Osama Bin Laden, entrenado posiblemente en Pakistán o por guerrilleros que habían sido entrenados allí, se trans-formó en un agitador y en un organizador, probablemente posea cier-to carisma, de otra manera sería difícil de entender que tenga tantos seguidores dispuestos a dar la vida por él. Posteriormente, alrededor de 1983 se estableció en Pakistán, en la ciudad de Peshawar y allí estableció una oficina de reclutamiento no sólo para pakistaníes, sino también para todo musulmán que quisiera empuñar un arma. Finan-ció el traslado de hombres y armas de esa zona a la zona de opera-ciones en Afganistán. Se hacía por tierra aprovechando lo difícil que es el terreno y que no cualquiera puede ubicarse allí. Experiencia que aprovecharía más tarde contra los yanquis y sus aliados. A partir de 1986 Osama bin Laden deja esas actividades administrativas y orga-nizativas y se integra a la lucha en la provincia de Nangarhar, cuya capital es Jalalabad, en el noreste de Afganistán, relativamente cerca a la frontera con Pakistán. En esa área operaba una guerrilla al man-do de Hekmatyar que era el líder del llamado Partido Islámico.

El trabajo que realizó en Peshawar le sirvió para establecer rela-ciones y contactos con diferentes grupos y partidos islámicos que ya estaban enfrentados en sus países con los gobiernos llamados “laicos”, es decir, prooccidentales, porque de laicos no tenían nada. En las montañas cercanas a Jalalabad, cerca de la frontera, los mu-yahedines excavaron túneles para resistir el bombardeo aéreo y así poder esconder también material logístico y combatientes. De esa forma la guerrilla se hizo invisible a la vista de los soviéticos. En tanto que las fuerzas afganas del gobierno “democrático” no llegaban a esas zonas, su área de acción se reducía las ciudades principales y un cierto radio de acción relativamente pequeño alrededor de estas.

En 1988 surgió Al-Kaeda (La Base). Surgió no como una orga-nización más, sino como una escuela de formación de combatientes islámicos. Eran los modernos mamelucos, siguiendo la tradición de aquellos valerosos combatientes selectos de la época de las cruza-das. Se les impregnaba del Yijad (Guerra Santa) y del espíritu de sacrificio. La muerte debía ser bien recibida, porque así lo quería Alá. Era una hermandad, los combatientes eran hermanos, sin diferencias de ningún tipo, igualados ante los ojos de su dios. Allí, no existían las clases ni los privilegios. Se compartía tanto la alegría como el dolor. Este espíritu soldaba a la gente, la pasión por redimirse ante los ojos del creador era todo. Creer y morir para vivir en el más allá con muchas doncellas y gozar de todo. Por algo la gran mayoría, por no decir casi todos, era gente que, o pertenecían a la clase trabajadora o a la clase media intelectual. Osama bin Laden era una excepción. Por eso la gran admiración y el respeto que sentían por él sus hermanos.

Al-Kaeda nunca tuvo la estructura típica de las organizaciones y partidos revolucionarios como fue el bolchevique, el chino, el cubano, o cualquier otro, sea marxista o no. Algunos, los que sobresalían por sus condiciones, por su valentía y por otras razones pasaron a integrar una especie de consejo alrededor de bin Laden. La mayoría cumplía un período de entrenamiento y lucha, para irse a su país de origen o a otro país a llevar la idea, para agitar la Yijad. Se trans-formarían en los Yijadistas. Algún tipo de contacto tendrían que dejar por si alguna vez se les necesitaba y por si ellos necesitaban ayuda financiera. Eran como las aves: vivían con sus progenitores hasta que pudiesen volar, después su tarea era reproducir la idea e iniciar la lucha en otras tierras, en otros montes o en otras ciudades. Eran libres en todo caso. El compromiso no era con bin Laden, era con su propio yo, con su espíritu. Eso convertía a Al-Kaeda en una organi-zación dispersa, fluida, ubiqua (esta allí, pero no está), cada parte independiente, que puede funcionar por sí sola, sin importar que más allá, un grupo hermano sea abatido, muchos tendrían que morir, pero vendrían otros. Esta es la filosofía de la organización. Inútilmente se buscará la estructura. Es como un árbol con cientos de ramas que nacen de un tronco y que de sus frutos nacerán otros árboles y otras ramas y otros frutos, y así hacia el futuro. Al-Kaeda es una red con múltiples nudos donde se establecen contactos cuando se requieren.

Por esa razón no es bin Laden el que establece un atentado o una acción determinada. No esta dentro de sus atribuciones ni de sus posibilidades. Como decían los talibanes al requerimiento de USA pa-ra que le entregasen a bin Laden: “No tiene fax, no tiene teléfono, ni radio, no puede contactarse con esos grupos lejanos”. No mentían, decían algo que a los norteamericanos les sonaba a una burda men-tira. Los talibanes sabían que detrás de los atentados contra los yan-quis habían organizaciones hermanas, pero no bajo la orden directa de bin Laden.

El cerebro del atentado del Trade Center en 1993, durante el gobierno de Bill Clinton, fue Ramsi Yousef, un desconocido para Osa-ma bin Laden. No hay prueba alguna de que hayan tenido alguna forma de contacto. Por esa razón, a los presos en Guantánamo no se les han formulado cargos que se relacionen con ese atentado. De manera que Al-Kaeda no estaba involucrada. Recién después de 1998 le tratan de achacar a Al-Kaeda los atentados contra embajadas norteamericanas en Kenia y Tanzania. Como si Al-Kaeda fuese la única organización terrorista islámica que busca vengar al mundo musulmán de los abusos cometidos por USA y sus acólitos contra los intereses musulmanes y contra el pueblo palestino en particular.

El atentado contra el World Center de New York el 11 de sep-tiembre fue realizado por un grupo pequeño de árabes Yijadistas que se habían preparado desde mucho tiempo para ese terrible atentado. Eran individuos inteligentes, con conocimientos suficientes para volar unos aviones modernos y dispuestos desde el comienzo a ofrecer sus vidas. ¿Dirigía este grupo bin Laden? Osama bin Laden nunca ha reconocido que él hubiera organizado el atentado. No es necesario que bin Laden esté manejando los hilos de todo lo que acontece en el mundo como parte de la yijad. Es difícil de entender para quienes han participado en organizaciones rígidas, con jefaturas inamovibles y con estructuras intermedias que recuerda la estructura estatal de cual-quier país. Además, es muy difícil para los occidentales, se declaren ateos o creyentes, entender la filosofía que existe en el yijadista. Tan-to es así que, una serie de escritores y articulistas de toda clase, lan-zan teorías absurdas sobre estos atentados, teorías basadas en la incapacidad de meterse en la ideología de esos modernos mame-lucos. Creen que los miembros de la CIA serían capaces de ofrendar sus vidas en aras del capitalismo, como lo hacen los yijadistas en aras de su religión. En esa diferencia reside la fuerza de Al-Kaeda.

Es muy interesante entender las palabras emitidas por uno de los hombres más cercanos a bin Laden, Aiman Al-Zawahri. Este hombre entre otras cosas, con respecto al 11 de septiembre dijo:

“Los Estados Unidos de Norteamérica han sido atacados por Alá Todopoderoso en uno de sus órganos vitales, y sus edificios más grandes han sido destruidos. ¡Por la gracia y gratitud de Alá! El horror se ha vertido sobre los Estados Unidos desde el norte hasta el sur, desde el este hasta el oeste, y gracias a Alá están ahora padeciendo los Estados Unidos sólo una muestra de lo que nosotros hemos pade-cido. Nuestra nación islámica ha estado sufriendo lo mismo durante más de 80 años (una alusión a Palestina), de humillación y desgracia: sus hijos han sido asesinados, su sangre ha sido derramada, y sus lugares santos han sido profanados (otra alusión a Palestina, a la mezquita de Jerusalén).” Las palabras de Al-Zawahri se pueden inter-pretar de varias formas, pero no son ninguna prueba de que bin La-den haya planificado u ordenado ese ataque.

Para terminar, quisiera formular lo siguiente sobre bin Laden: el camino que tomó, que no fue fácil recorrerlo, sobre todo para un hom-bre de su posición económica y social, se debió, más que nada, a Palestina.

Fuente:http://sp.rian.ru/analysis/20081125/118508588.html

ERLICH

Apoyemos!!!

Toman campesinos delegación de la SRA en Morelos

Cuernavaca. Integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) en Morelos tomaron la delegación de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA), en protesta porque no les han sido aprobados ocho proyectos productivos.

Los inconformes mencionaron que los proyectos destinados para la agricultura y la ganadería en la entidad se han visto afectados desde julio, ya que la dependencia no ha asignado los recursos correspondientes para su puesta en marcha.

Omar Zamora Hernández, integrante del Comité Estatal de la UNTA, afirmó que los recursos son para la adquisición de borregos, insumos, maquinaria agrícola y semillas, para poder terminar los cultivos que año con año se desarrollan en la entidad.

Dijo que los proyectos se desarrollarían en distintas municipios del estado, como Cuautla, Tepalcingo, Tlayacapan, Amacuzac, Puente de Ixtla, Tlalnepantla y Tetela del Volcán.

Los campesinos inconformes señalaron que mantendrán la toma y el bloqueo en los accesos de la delegación hasta que sean atendidos por el encargado de despacho de la SRA en la entidad, Edmundo Cruz Reyes.

Dentro de las oficinas no permanece ningún empleado de la dependencia.

¿Stalin el salvador?



Las manifestaciones en México aumentan, hace algunos meses experimenté una de las tantas manifestaciones. Por diferentes lados observe pancartas, unas de Emiliano Zapata, otras de Marx, pero cuando vi una de Stalin me alarme. Y me pregunte, ¿Quiénes son estos que busca libertad con la imagen de un dictador? Indudablemente que es necesario mostrar una analogía de Iósif Vissarionovich Stalin.

Después de la muerte de Lennin todo cambio. Con Stalin en el poder se inicia una oleada de terror sobre todo contra los adversarios del régimen, entre los que estaban: militares, científicos, periodistas, conservadores y poetas. Como ejemplo de la soberbia de Stalin tomaré el caso del poeta ruso Osip Mandelshtam, muy amigo de Bujarin.
La libertad de prensa era abierta, pero todo aquello que se escribía pasaba antes por Stalin y sus colaboradores. Para 1935 las condiciones en Rusia era malas, millones de hombres de: Ucrania, Kazajstán, Rusia y el norte del Caucaso, morían de hambre. Ante está situación Bujari no reaccionó sólo arranco a llorar en su sofá. El poeta Mandelshta no hizo lo mismo, dio vida a una serie de poemas de crítica que le costaran la vida, por ejemplo el siguiente:

Poema
(sintítulo)

Vivimos insensibles, al suelo bajo nuestros pies,
Nuestras voces a diez pasos no se oyen.
Pero cuando a medias a hablar nos atrevemos
Al montañés del Kremlin siempre mencionamos.
Sus dedos gordos parecen grasientos gusanos,
Como pesas certeras las palabras de su boca caen.
Aletea la risa bajo sus bigotes de cucaracha
Y relucen brillantes las cañas de sus botas.
Una chusma de jefes de cuellos flacos lo rodea,
infrahombres con los que él se divierte y juega.
Uno silba, otro maúlla, otro gime,
Sólo él parlotea y dictamina.
Forja ukase tras ukase como herraduras
A uno en la ingle golpea, a otro en la frente, en el ojo, en la ceja,
Y cada ejecución es un bendito don
Que regocija el ancho pecho del Osseta.(1)

Es bien sabido que Stalin y su dictadura dieron muerte a más de 40 millones de seres humanos, todo esto bajo el primer gobierno comunista del mundo. Mandelshta es sólo uno de los tantos casos, la libertad en Rusia no existía.
¿Acaso esto quieren aquellos que llevan sobre sus pancartas el retrato de Stalin?

Notas:
(1)Medvedev, Zhores, Mendvedev, Roy, El Stalin desconocido, pp. 303-304.

Biliografía: Medvedev, Zhores, Mendvedev, Roy, El Stalin desconocido, Edit. Crítica, Barcelona, 2005.

Centro virtual FLACSO Andes



Contacto: pbermudez@flacso.org.ec
........................

*CONVOCATORIA INVESTIGADORES (AS)*

El proyecto FLACSO ANDES, centro virtual para la investigación, se ha
propuesto como meta el almacenamiento, recuperación y difusión de
información relevante en ciencias sociales de la Región Andina y América
Latina en general. El proyecto quiere contribuir abierta y libremente con
las actividades académicas y de investigación que llevan a cabo estudiantes,
docentes e investigadores en todo el mundo.

FLACSO ANDES les convoca a participar y colaborar con el centro virtual en
sus tres áreas:

a)*Biblioteca digital:* contribuir con libros, revistas y tesis de su
autoría que podamos subir de manera digital.

b)*Ágora:* espacio donde usted mismo puede subir sus documentos de
trabajo, artículos publicados, ponencias, contribuciones en libros, y
ensayos de clase.

c)*Enlaces web:* sugerirnos páginas web relevantes en nuestra
temática.


Apreciamos su interés y esperamos nos colabore.

Si requiere mayor información, tiene alguna duda o sugerencia, por favor
comuníquese a:
pbermudez@flacso.org.ec

*www.flacsoandes.org***

.............
Cortesía
Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales AC (CEAS)
México.
WEB: www.ceas.org.mx

Segunda Muestra de Videos Antropológicos

En la crisis: reservado el derecho de admisión

Marcos Roitman Rosenmann

En la crisis: reservado el derecho de admisión

Marx, al comenzar El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, con su ironía y estilo literario señaló que los grandes hechos, si se repiten, no tendrían el carácter de grandeza o tragedia, y lo harían en su modalidad de farsa o caricatura. La actual crisis no contradice su postulado. De forma grotesca, el ansia de acumulación de los capitales financieros especuladores que actúan en las bolsas del mundo es parte de esta caricatura. Si la tragedia se produjo con el crack del 29 y la crisis de entreguerras del siglo XX, la farsa está representada por el adoctrinamiento económico liberal desatado en los años 70 del mismo siglo.

Tratando de hacer comulgar con ruedas de molino, se cayó en el mismo mal: se repitió el mismo error. Sólo que en esta ocasión se cumplió la profecía marxista. Ha sido una estampa única observar a los banqueros jugando contra la banca. Pareciera que no les importó declararse en quiebra. Su convencimiento altanero deviene de sentirse controlados por los gobiernos formales y ser parte del poder transversal. Estaban seguros de que el Estado saldría en su auxilio. Para ellos el mundo pasó a convertirse en un casino con una ruleta. Una gran ruleta en la cual se puede jugar y apostar hasta el infinito. No hay peligro. Si cae uno, ya vendrá otro. Juegan todos contra todos y en beneficio propio.

Resulta obsceno verificar cómo los gobiernos de la derecha y socialdemócratas salen en defensa de sus corruptas elites financieras. Desde Estados Unidos hasta Holanda, pasando por Alemania, Italia, Francia, España o Canadá. Miles de millones de euros y dólares son entregados a los bancos para mantener abierto el casino. Hay que seguir apostando a la ruleta. Se trata de mantener la fiabilidad en el sistema y dar rienda suelta a los ludópatas. Cualquier cosa antes que poner en entredicho el orden financiero y económico mundial. De no hacerlo estarían corroborando que el capitalismo está en crisis. Y semejante afirmación es una herejía. Hoy, las bolsas siguen siendo un gran negocio. Comprar en momentos de baja permite obtener pingües beneficios a medio plazo. Pero sólo quienes poseen grandes sumas de dinero pueden invertir. Mientras tanto, a cara descubierta o de manera soterrada se ejerce una fuerte presión sobre las clases explotadas y dominadas, aprovechando para flexibilizar aún más el mercado laboral, despedir a los trabajadores, a cientos y miles, acosar a los sindicatos, privatizar y conceder mayores prerrogativas a las trasnacionales en su afán por recortar los derechos sindicales y laborales, ya de por sí disminuidos en estas dos últimas décadas. En pocas palabras, aumentar el grado de explotación del capital sobre el trabajo. Empresas como Monsanto, Bayer, Repsol, Iberdrola, son un ejemplo del nuevo tipo de actuación en el orbe. Convirtiéndose en grandes latifundistas participan de procesos desestabilizadores. Sin escrúpulos contratan paramilitares en Colombia y desplazan a los campesinos de sus territorios para plantar soya y transgénicos. Otras apoyan a gobiernos corruptos en su ansia de mantener en el poder a sus aliados al ver afectados sus intereses. Inyectan fuertes sumas de capital a partidos políticos, caso de México, recibiendo a cambio la palabra de los gobernantes ilegítimos a la hora de hacerse más adelante con los sectores estratégicos, antes en propiedad del sector público.

Verificar la caricatura de refundación del capitalismo no es un consuelo. La muerte cada dos segundos de un niño en el mundo no es una farsa. El aumento de suicidios entre los campesinos en los países de América Latina, Asia y África se relaciona con la falta de créditos y la incapacidad para hacer frente a las deudas contraídas con los bancos. Desesperanza, frustración e impotencia. La lucha es parte de la estrategia de sobrevivencia, aunque también la muerte acaba transformándose en una mala salida cuando se reprime la organización política y popular. Así, los empresarios se frotan las manos. Se quedan con sus propiedades y, como si fuera poco, piden para ellos exenciones fiscales, límites al pago del IVA y anular las multas contraídas con Hacienda. Es el momento para optimizar su situación. Pero los trabajadores no gozan de los mismos privilegios. Para ellos, el discurso y la política es la de ajustarse el cinturón, pagar el IVA y ser buenos ciudadanos, es decir, pagar 100 por ciento de los impuestos, las hipotecas, los préstamos, los intereses bancarios y las deudas. No hay aplazamientos posibles. De no comportarse adecuadamente, el embargo, la pérdida de los bienes, el despido y la cárcel son el horizonte más probable.

Mientras tanto, George W. Bush, en un ataque de apoyo a las políticas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, ofrece a sus amigos miembros del G-8 y países emergentes una reunión para hablar de la recesión. Con un carácter entre nostálgico por la despedida de su mandato, ha reservado el derecho de admisión. Seguramente en medio de cenas opíparas, los asistentes darán un tirón de orejas a los desbocados especuladores por haber roto las leyes del mercado. Igualmente, estarán convencidos de que las aguas volverán a su cauce dentro de unos años y que es hora de capear el temporal. Así, apostarán por seguir apoyando el desmantelamiento del sector público, la privatización de la salud, la educación, la desregulación del mercado laboral, el despido libre, la apertura comercial y financiera. Ninguno de ellos pondrá en duda la viabilidad del capitalismo. Ahora recurrirán al viejo lord Keynes para salvar los muebles, cuestión que no es incompatible para evitar el colapso.

Como colofón de este esperpento, el presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, llora por no ser convocado. En un provincianismo propio del subdesarrollo cultural y social que caracteriza a la España del siglo XXI, al decir de Vicent Navarro, el reino moviliza todas las fuerzas para estar presente como uno de los invitados donde está reservado el derecho de admisión. Pobre bagaje para un gobierno que debería estar más preocupado por evitar que sus trasnacionales no cometan genocidio, etnocidio ni desestabilicen gobiernos democráticos en América Latina.



Fuente: Roitman Rosenmann, Marcos,"En la crisis: reservado el derecho de admisión", Jornada, México, 08 de noviembre 2008.

Morelos en la Revolución Mexicana


Escrito Por:
Miguel Ángel Morales Guevara
tenoch.uaem@gmail.com

Morelos en la Revolución Mexicana*
En el siguiente apartado pretendo dar a conocer el impacto que la Revolución Mexicana originó al estado de Morelos y no sólo esto, sino la intención de los zapatistas de convertir sus ideales en una realidad no sólo para ellos sino para todo el país teniendo como estandarte el Plan de Ayala.
Para principio del siglo XX Morelos ofrecía una población frágil, siendo en su mayoría una población de campesinos y otros jornaleros (asalariados que ganaban la vida en las haciendas). El estado desempeñaba un papel muy importante dentro de la economía del país al poseer una de las tierras más fértiles para la siembra de productos como; fríjol, chile, maíz, arroz y caña. La industria Azucarera fue una de las actividades que más remuneraba capital a los empresarios morelenses y con ellos se llevaron a cabo los primeros procesos de modernización a través de la instalación de redes telegráficas, redes ferroviarias y modernización industrial en las haciendas. un proceso típico del modernismo económico y muy visible en Morelos fue el despojo de tierras a campesinos y pequeños rancheros de le región. Y claro es, que dentro de la visión de Aleksandr Vasílievich Chayánov y su libro Economía campesina afirma que para el funcionamiento económico familiar, está en primera instancia el trabajo familiar y sobre todo la posesión del modo de producción, en este caso la tierra. Sin un modo de producción los campesinos morelenses se convirtieron automáticamente en asalariados, y más aun a expensas de un salario que no cubre los principios económicos de la familia. Poco a poco los hacendados y hombres acaudalados se fuero apropiando de la tierra y para 1909 poseían el 77% por ciento de la tierra, 3% estaba en manos de ranchero y el 20% en pequeña propiedad y propiedad comunal.
La tradición revolucionaria estaba presente en el estado de Morelos y más aun durante en proceso de elección a la presidencia de Patricio Leyva cuya figura estaba cargada de un fuerte simbolismo durante el proceso político conocido dentro de la historiografía mexicana como República Restaurada. El proceso presidencial de 1909 en Morelos acercaba y aceleraba la posibilidad de un cambio en las políticas sociales en el estado, Patricio Leyva fue sucedido por el fraude electoral en el que se reconoce a Pablo Escandón como el nuevo presidente. La reacción se dejo sentir inmediatamente con la concentración de 15 000 leyvitas en Cuautla, lugar que simbólicamente representa escenas históricas del liberalismo republicano. En este encuentro pasivo afloraron los agravios sufridos por parte de los hacendados, y pasó seguido, se formaron grupos de justicia contra la injusticia: En Ayala se formó el club Melchor Ocampo, encabezado por Refugio Yañez, el maestro Pablo Torres Burgos y Luciano Cabrera. Y Anenecuilco se adhirió al mismo club, la cual estuvo integrada por Francisco Franco, Eduviges Sánchez, Rafael Merino, Emiliano Zapata y Teodoro Placencia, ambos integraban la Junta Defensora de Tierras de Anenecuilco. Este último grupo de Anenecuilco tiene lazos familiares y antecedentes históricos de parientes revolucionarios.
Ante el triunfo de Pablo Escandón -con la cual se rompía la obligación de ocupar el cargo un natural de la región- los hacendados dieron rienda suelta a sus proyectos de expansión, Escandón se muestra favorable en la desamortización de las tierras comunales. Durante los primeros meses de gobierno -que van de julio a agosto- se promulgan decretos que desfavorecen la propiedad comunal, así de una plumada se pretendía borrar mediante un tramite administrativo siglos de historia (la legislación colonial y un siglo de constitucionalismo). Lo más grave fue que la ley no contemplara la posibilidad de defensa de los títulos comunales, el fundo pasaba a desamortizarse y registrarse en propiedad individual. Para fines de 1909 sólo 8 hacendados poseían el 77% de la tierra morelense.
La lucha por el rescate de los suyo empezaba, es necesario decir que los hombres que hablaban por el pueblo en defensa de sus tierras luchaban basándose en la legalidad y no empleando la violencia en está primera instancia. El acercamiento de la temporada de lluvias obligó a los comisionados a escribir lo que sería su última carta al presidente Porfirio Díaz, éste puso interés en ella, ya que entre los 22 firmante se hallaba Tomás Garcia compañero de combates, pero no tuvo mucha resonancia, las actividades revolucionarias tomaron inicio.
Las actividades revolucionarias de Emiliano Zapata Salazar, se inician aproximadamente en 1909 (antes que Madero), cuando armado y cansado del mal trato que sufrían los morelenses por parte de poderosos hacendados, se armó de valor y con unos 80 hombres armados dieron un golpe en contra La Hacienda del Hospital, recuperando las tierras para repartirlas entre los campesinos. El llamado de “Reforma, libertad, justicia y ley” será la nueva búsqueda de los zapatistas, y es en marzo de 1911 cuando los vecinos de Ayala y posteriormente los demás municipios se adhieren a la revolución maderista, dando así un movimiento radical al movimiento revolucionario en Morelos. El Plan de San Luis era un anhelo de siglos de opresión que exigía el sufragio libre y la restitución de la tierra a los pueblos, estas promesas dieron un fuerte impulso a la revolución ya que después de largos años de letargo los campesinos empezaban a defender su sustento de vida: la tierra.
El Plan de San Luis tenía como intención derrocar el gobierno de Díaz, todo desde un punto de vista económico, como estrategia se empleo el bloqueo de las principales líneas ferroviarias, importantes en el desarrollo económico de la capital, dicho proyecto fue un fracaso. Los primeros jefes de la revolución tuvieron que desplegarse ante el avance del ejercito de Díaz, por momento se creyó en la victoria, pero esto fue mentira, ya que lo que ocasionó fue la retirada de los jefes hacia zonas rurales lo que originó su contacto con gente rural que externo su apoyo en la lucha. El movimiento zapatista no fue la excepción e imprimió un gran impulso a la revolución, tal y como lo harán también los villistas. Madero era un hombre basado en el derecho y bajo ninguna causa asumió la emergencia de atender el problema de las tierras en el estado de Morelos, Zapata lo visita hasta la Ciudad de México para entrevistarse con él, sin resultados positivos y rompe con Madero ante el incumplimiento de su promesa.
El cuartelazo del 9 de de febrero de 1913 en la Cd. De México en el que mueren asesinado Francisco I. Madero y José María Pino Suárez, hicieron que el General Emiliano Zapata tomara sus precauciones. Una vez que Victoriano Huerta toma el poder, Zapata y sus hombres desconocerán “El nuevo gobierno”, originando así las escenas más tristes en Morelos una guerra a muerte entre carrancistas y zapatistas. La lucha armada empezaba una vez más para los hijos de Morelos, Juvencio Robles había llegado y con él una oleada de violencia sin precedentes en la historia morelense, el radicalismo de Robles lo llevaron a autoproclamase gobernador del estado de Morelos al destituir a Benito Tajonar. La reacción de Emiliano Zapata ante las barbaries de Robles lo lleva a dar un par de cuartelazos en Jonacatepec y algunos esporádicos en Cuernavaca. El 12 de julio de 1914 Victoriano Huerta renunció a la presidencia e iniciaron las negociaciones de deponer al ejercito, a Zapata lo que le interesa era dialogar con los constitucionalistas para la aprobación del Plan de Ayala, el objetivo de Zapata era claro poner en vigencia el Plan de Ayala que respaldaba su lucha. Para el 13 de agosto de 1914 el ejército federal se rindió ante el general Álvaro Obregón y se acordó la disolución del ejército mediante los tratados de Teoloyucan.
Zapata y su Plan de Ayala
“…la corrupción y la poca actitud para la vida libre de la República,
provienen de las desigualdades que allí se hallan;
y cuando uno quiere restablecer la igualdad,
es necesario tomar grandísimos medios,
medios extraordinarios que pocos
hombres saben o pueden emplear.”
Maquiavelo.

El general Emiliano Zapata nunca renuncia al Plan de Ayala, su contenido era lo suficiente importante y simbólico para los morelenses, era “Tierra y Libertad”. Para 1915 Zapata envía a Gildardo Magaña para conferenciar con Francisco Villa y de éste encuentro surgió la invitación para la convención de Aguascalientes, Zapata acepto con dos condiciones: a) que la convención suscribiera los principios del Plan de Ayala y b) que se marginara a Carranza del naciente gobierno. La convención aceptó algunos artículos del Plan de Ayala, este primer paso es de gran importancia y es aquí cuando el ideario zapatista empieza a tomar fuerza. Las batallas desatadas en el Norte del País entre Villa y Obregón y entre villistas y carrancista, permitieron a los zapatistas tomar las riendas del gobierno, Zapata traslado la convención para Morelos. Primero se designo a Genoveva de la O como gobernador provisional y posteriormente por voto secreto eligieron a Lorenzo Vázquez, posteriormente dieron representación a las principales oficinas del gobierno y restablecieron las autoridades de los pueblos. La principal tarea fue el deslinde de tierras a cargo de Manuel Palafox quien asumían el cargo de secretario de Agricultura del gobierno de la Convención, para esta tarea de deslinde llegaron a Morelos los jóvenes ingenieros (o “ingenieritos” como Zapata les decía) entre los que estaban: Antonio Díaz Soto y Gama, Marte R. Gómez, quienes formarían las comisiones Agrarias del Sur para el deslinde de tierras de los estados de Morelos, México, Distrito Federal y Puebla.
Los ingenieros tenían que respetar la opinión de los ancianos y los planos virreinales, la restitución de mapas y la recuperación de tierras a los más de cien pueblos llevaron algunos meses. Se cumplió lo especificado en la reunión llevada a cabo entre los representantes de los municipios el 23 de junio de 1915, Emiliano Zapata represento a San Miguel Anenecuilco, así mismo hubo representantes de Yautepec y Ticuman, para proceder al deslinde y señalamiento de ejidos, el 2 de julio firmaron los representantes de cada entidad de conformidad. Así cada pueblo determinó sus linderos junto a la forma de cómo explotar y trabajar sus recursos. Entre tanto el poderoso Manuel Palafox asumió el control de la tierra no repartida a los pueblos e inicia el proceso de expropiación de los ingenios, pero sólo cuatro de ellos estaban en condiciones de reanudar labores: Zacatepec, El Hospital, Atlihuayán y Temixco. Las actividades de los zapatistas fueron muy atinadas y con una aceptación temporal, por ejemplo Palafox funda bancos cuya moneda tuvo una excelente circulación debido a su alto valor en plata. También se fundan escuelas agrícolas, agroindustrias, y una fábrica nacional de herramientas para el campo. El zapatismo empezaba a tener un gobierno que veía cambios en la concepción política social y económica, Morelos en la vida material llevaba una revuelta pacifica, la clase hacendada había desaparecido y se había visto en Morelos un territorio autónomo, el sustento económico y alimenticio eran beneficiarios para la comunidad, los mercados bien aprovisionados de: Fríjol, hortalizas e inclusos carnes, lo que anunciaba un buen inicio económico a la comunidad. Se ha visto en esta comunidad las ideas de Kropotkin, en donde se ejercía una democracia social tranquila y directa, los jefes zapatistas tenían prohibido imponer su voluntad sobre los pueblos, no había policía estatal, ni imposiciones verticales de cualquier orden políticas o ideológicas. Emiliano Zapata y sus grandes hombres habían restablecido la igualdad entre los hombres de Morelos y más aun, lo habían logrado en la Cd. de México la cual bajo la administración zapatista gozó de orden y servicios públicos adecuados, lo que se debió a la cooperación entre gobierno y trabajadores.
La organización de los pueblo para restablecer el orden, la economía y la política durante 1915 y 1916, y no sólo eso sino que se abrió a otros grupos políticos como grupos sindicales como la Casa del Obrero Mundial, en febrero de 1916 una delegación de 11 miembros de la COM expresaron al general Emiliano Zapata su voluntad de cooperar en la formación de una posible coalición de gobierno, afirmaron su apoyo con huelgas tanto en México como en Pachuca e Hidalgo al mismo tiempo que contaban con el apoyo de los ferrocarrileros. Es importante decir que la clase obrera se estaba desarrollando fuertemente, existía un fuerte número de obreros dispuestos a apoyar los ideales zapatistas e iniciar una expansión de sus ideales. Al mismo tiempo que los zapatistas recibieron buena acogida por parte de la iglesia, principalmente del nuevo vicario general Pedro Benavides. El número de grupos que deseaban adicionarse a los zapatista fue grande y se expresa en el Manifiesto a la Nación de 1916, suscrito por 38 generales de diferentes zonas del país. Se dio marcha en materia de derechos políticos a las demandas más frecuentes: a) pasar del voto indirecto al voto directo y abolir la reelección, b) derecho a la asociación, c) derecho al trabajo, d) el derecho a Huelga y boicot, f) el seguro de trabajo, g) la jornada de ocho horas, h) el salario indexado al costo por regiones y i) la abolición de jornales pagados con vales o a través de tiendas de raya. En lo económico se garantizó una libertad económica individual garantizada con una legislación antimonopólica, al tiempo se procuro una equidad fiscal con la introducción de impuesto progresivo y la eliminación del impuesto sobre el consumo. La conglomeración de los ideales zapatistas estaba dando resultado en la población y poco a poco los zapatistas pasaban ya a conformar un modelo necesario para la justicia, originado gracias a la Revolución Mexicana.
Culminación de Emiliano Zapata
“Debo decirte –confeso Zapata a Robledo- que no veré terminada esta revolución porque las grandes
causas generalmente no las ve terminar quien las inicia,
prueba de ello es el cura Hidalgo.” Emiliano Zapata

La coalición popular estremecía a los iconos sobrevivientes (hacendados), Madero un hacendado había fracasado en su intento de democratizar México, Victoriano Huerta cayó gracias a las fuerzas villistas que sin ellas no se hubiese derrotado. Pero aun quedaba Venustiano Carranza un poderoso hacendado quien elaboró El Plan de Guadalupe en su hacienda del mismo nombre, allá en el Municipio de Ramos Arizpe, Coahuila. En él Carranza expresa su propia lucha y bajo sus propios fines. Al percibir éste el peligro que representaba la coalición democrática y el fuerte auge zapatista, decida eliminar de una vez y para siempre a los zapatistas. Es así como Carranza concibe dar inicio a una fuerte represión para frenar la lucha social, cuando los carrancistas ocuparon la plaza de la Ciudad de México, los obreros lanzaron la ofensiva prometida a los zapatista, la Federación de Sindicatos convoca a Huelga. Pablo Gonzáles informó a Carranza de las intenciones de los huelguitas de obstruir la obra del gobierno, inmediatamente declara la pena de muerte para los huelguistas, con base en la ley de 1862, y encarceló a los líderes. La represión estaba aflorando los proyectos de Carranza fueron dos: a) la primera de carácter militar directo contra los zapatistas en Morelos, cuyas cosechas fueron incendiadas para obligarlos a retirarse y b) de naturaleza político-militar contra el sector obrero. Todos estos triunfos de Carranzas pueden ser explicados desde un punto de vista económico ya que él poseía aun los ingresos del henequén, el petróleo y las aduanas lo que le permitió una solvencia económica. La batalla se había radicalizado hacia las asociaciones de lucha social y anarquistas, pero principalmente se planeo el asesinato del General Emiliano Zapata. El exterminio en Morelos fue llevado a cabo por Pablo Gonzáles quien empieza avanzando sobre la capital sin encontrar indicios de resistencia, entonces la convención antes establecida en Cuernavaca empieza por moverse hacia Jojutla y los zapatista inician la defensa de Cuernavaca sin resultados positivos. En Junio de 1916 se tomo por asalto Tlaltizapan manteniendo la estrategia de concentrar pobladores, se deportaron familias enteras, se asesinaron a quienes tenían vínculos con los guerrilleros y se da inicio a la leva. En noviembre se llevaron elecciones en todo el país para integrar un congreso constituyente resultado del ideario de Venustiano Carranza.
El pueblo morelense se encuentra en crisis, el ejercito lo ha culminado todo y para remate las epidemias causan fuertes bajas demográficas, para 1917 Zapata resiste e inicia la reconstrucción del orden, pero las rencillas entre los primeros jefes se hacen presente y ese mismo años es ejecutado el profesor Otilio Montaño por incitación de Palafox. Para 1918 Zapata acepta aliarse con Obregón a cambio del reconocimiento del Plan de Ayala, lo que abría a los zapatistas a un proyecto nacional, creando coaliciones populares como antes de la intervención de Venustiano Carranza. El pacto con Obregón preocupo a Carranza quien lanza una ofensiva para eliminar de una vez y para siempre a Emiliano Zapata, y para este procedimiento se requirió a Jesús Guajardo quien se diferenció por su crueldad en la toma de Tlaltizapan en 1916. La oportunidad de un engaño para asesinar a Zapata se hizo presente y Guajardo asumió el papel de resentido por el castigo que Gonzáles asigna ante un desacato en marzo de 1919. El rumor corrió hasta las filas de los zapatistas, Zapata buscaba su apoyo y es aquí cuando el gobierno planea su asesinato, Zapata se entrevista con Guajardo y éste ultimo lo cita el 9 de abril para suministrarle armamento, El general Emiliano Zapata perderá la vida el 9 de abril de 1909 en la Hacienda de Chinameca. El primer héroe campesino, el impulso de la revolución sureña, el acicate de la justicia, el incorruptible, había muerto para convertirse en un mito entre los campesinos morelenses.
La muerte de Emiliano Zapata freno los intereses de las masas, aquellos que por segunda vez levantaban la voz, primero contra los peninsulares en 1810, y en 1910 contra la elite burguesa. Venustiano Carranza había triunfado y lo demostró con su triunfo presidencial sueño que le durara poco, la lucha de los demás zapatista prosiguió con los ideales del Plan de Ayala, acción que les conllevara décadas, en un proceso de transición de la lucha armada a la lucha democrática. El trabajo del General Emiliano Zapata posee un valor fundamental y podemos ver que parte de su ideario político dio vida a la constitución del 1917 plasmando así los artículos 3° y 27° dichos garantizan la educación, el ejido, el trabajo, la justicia y la libertad.


*Este escrito forma parte de unos más amplio.

Los Cañeros Del Zacatepec

Henry David Thoreau

Blek le rat

Banksy

Jean Saudek

Don Jack Kerouac

Don Jack Kerouac

Fotografías de Rotten Apple

Rubén Olivares "El Púas"

Don Miles Davis

Egon Shiele

Raúl Macías Guevara "El Ratón"

Oswaldo Guayasamín

Obra de Juan Carlos Mendez

Gral. Emiliano Zapata

UFM Alterna

UFM Alterna
Radio de la UAEM (Morelos)

Radio UNAM

Don Julio César Chávez

Santa Maradona!!

Santa Maradona!!

Don Blue Demon

Sin Banderas ni fronteras.

Sebastiao Salgado

Sebastiao Salgado
Fotográfo brasileño

Datos personales

Mi foto
Lost Angeles, United States
Graffiti ilegal, pugilismo, drogas, internet, pulquero y pambolero.

Mi lista de blogs

TIANGUIS CULTURAL DEL CHOPO, A.C.

TIANGUIS CULTURAL DEL CHOPO, A.C.
lupoperro@yahoo.com.mx, lavozdelasirena@hotmail.com

COLEGIO DE SAN LUIS, A.C.

CINETECA

Escuela Nacional de Antropología e Historia

Escuela Nacional de Antropología e Historia
ENAH

CIESAS

Seguidores

Live Traffic Map

Loading...